Quiero un pene más duro

Antes de aprender cómo endurecer el miembro para conseguir una erección mucho más dura y potente, conviene realizar nuestro test de función eréctil o consultar nuestros libros sobre salud sexual.

pene más duro
El nivel de intumescencia que puede alcanzar el pene depende de factores vasculares que condicionan la dureza de la erección

El tamaño tiene una importancia relativa, en función de la dimensiones de la vagina de la pareja, y nosotros pensamos que es mucho más importante tener un pene lo suficientemente duro, por lo que recomendamos ponerse a practicar cuanto y seguir los consejos de nuestro videocurso para aumentar la potencia sexual y libro de sexualidad masculina.

Además, en este artículo trataremos de aclarar la controversia pene más grande vs pene más duro mediante un análisis de lo conocido sobre las dimensiones del pene y también de aquello que no es tan conocido.

Es mejor la calidad que el tamaño

quiero un pene más duro

La idea general defendida por la moderna educación sexual es que con la excepción de casos extremos -micropenes, deformidades, etc.-, el tamaño no influye en la potencia sexual, ni importa para conseguir una vida sexual satisfactoria en pareja y lograr que tanto el hombre como la mujer alcancen el clímax.

Sin embargo, los hombres que no están por encima de la media se siguen preocupando por su tamaño, y comienzan a tomar todo tipo de “pastillas” para agrandarlo y/o endurecerlo de forma artificial

¿Por qué? Quizá el entorno mediático idealiza y magnifica las ventajas de tener un falo de gran envergadura, o es que… ¿De verdad prefieren las mujeres a los hombres mejor “dotados”?

Ellas lo prefieren más duro

cómo endurecer el pene

Algunas encuestas publicadas en revistas científicas de impacto indexadas por Pubmed sugieren que algunas mujeres aprecian la estética de un tamaño del pene algo por encima de la media.

Sin embargo, la interpretación de estos resultados no puede generalizarse y los sexólogos consensuan que en general, las mujeres dan más importancia a la dureza y mantenimiento de la erección, y a otras cualidades masculinas como la habilidad, simpatía, empatía, complicidad, imaginación, etc.

Asimismo, se sabe que preocuparse por el tamaño del pene puede tener un efecto psicológico negativo sobre la respuesta sexual del varón.

La virilidad no es directamente proporcional al tamaño del pene, eso está claro, pero los medios de comunicación bombardean a diario con el mensaje contrario, y hay que tener cuidado para que no influyan en el propio subconsciente, pues podrían afectar a la capacidad sexual.

Lo que no se divulga

Lo que no es tan conocido sobre el tema son las ideas de la medicina tradicional china sobre el tamaño, que sin estar respaldadas por evidencias científicas, impresionan por su lógica y coherencia.

Los chinos de la antigüedad se preocuparon por las dimensiones del miembro viril desde tiempos ancestrales, e idearon varios ejercicios para incrementarlo; pero más que al tamaño, daban importancia a la forma…

Las prácticas masculinas del kung fu sexual se concentraban en conseguir cambiar la forma del pene con el fin de optimizarlo para incrementar su capacidad de estimular el interior de la vagina y por ende, satisfacer mejor a la pareja.

Algunos libros explican con detalle algunos de estos ejercicios, que se han conservado hasta nuestros días, y que en teoría, podrían ayudar en cierta medida a moldear la forma del pene en estado de erección.

Asimismo, mediante métodos basados en la bioenergética, es posible obtener, de forma natural, un pene no sólo más endurecido y grande en apariencia, sino también con la capacidad de producir un “efecto grandes proporciones” en la pareja.

Sentir al varón de forma mucho más intensa a veces se describe con frases como “parece que te ha crecido el pene” o “es como si tuvieras un pene enorme” por las parejas de algunos varones que cultivan su energía sexual y consiguen un pene duro sin tener que recurrir a las pastillas.

¿Quieres que te enseñemos a desarrollar tu potencia sexual de forma natural? Te invitamos a hablar de forma confidencial con un sexólogo experto en el tema, a través de nuestras sesiones privadas.

reservar cita con sexólogo online

Erección natural vs artificial

Los fármacos que se utilizan para mejorar la calidad de las erecciones no aumentan la potencia sexual, sino que simplemente se limitan a tratar los síntomas de la disfunción eréctil sosteniendo la vasodilatación de los cuerpos cavernosos del pene mediante la inhibición de una enzima: la fosfodiesterasa tipo 5.

Sólo pueden tomarse si así lo indica un facultativo tras haber confirmado el diagnóstico de disfunción eréctil y determinado su origen: orgánico, psicológico o mixto.

dureza natural

La era de la erección artificial

Por desgracia es una costumbre entre los jóvenes del siglo XXI utilizar estos fármacos para mejorar de forma artificial la calidad de sus erecciones, ya sea por inseguridad en sí mismos o para compensar la pérdida de virilidad relacionada con determinados excesos (alcohol, tabaco, drogas, trasnochar, etc.).

Las nuevas generaciones, desgastadas por la masturbación compulsiva en relación con el exacerbado erotismo imperante en la sociedad, obsesionadas por el culto al cuerpo y absortas en un modelo de sexualidad basado en la pornografía: mecánico, atlético y altamente exigente, se acostumbran a utilizar estos fármacos y otros estimulantes, con el fin de atender unos requerimientos sexuales cada vez más difíciles de conseguir, aun a sabiendas de los perniciosos efectos que el uso de estas sustancias puede ocasionar a medio y largo plazo.

Erección sin pastillas. 5 ventajas

Existen medidas sanas y seguras para mejorar y desarrollar la potencia sexual del hombre, que además de carecer de efectos indeseables, facilitan el logro de erecciones naturales, generadas únicamente en razón de la fuerza viril del individuo, la cual se sustenta en el estado de su salud física, mental y emocional.

Además, la erección conseguida artificialmente, a base de pastillas, carece de ciertas ventajas exclusivas de las erecciones naturales, entre las que destacan:

Erección “centinela”

La presencia erecciones satisfactorias es un marcador de buena salud y un indicio de que los niveles de testosterona y el estado de los vasos sanguíneos -a nivel macro y microvascular- se encuentran en buen estado.

Emplear de forma habitual medicamentos sin prescripción médica puede enmascarar el riesgo cardiovascular y varias enfermedades -diabetes, hipercolesterolemia, hipertensión arterial, arteriosclerosis, etc.- para las que los problemas de erección funcionan como un “sintoma centinela”.

Sin efectos secundarios

Todos los fármacos disponibles para mejorar las erecciones potencialmente pueden ocasionar efectos indeseables que aparecen poco después de su toma (cefalea, mareos, dolores musculares, náuseas, vómitos, alteraciones visuales, etc.).

Si bien es cierto que son poco frecuentes en los modernos inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5, pueden aparecer y causar molestias que no se producen en los hombre que desarrollan otros métodos para mejorar la potencia sexual.

El varón que intenta desarrollar su virilidad mediante medidas dirigidas al fomento de la salud mental, física y emocional y al desarrollo bioenergético, no se enfrenta a los riesgos a largo plazo que conlleva la toma sin indicación médica de fármacos para potenciar las erecciones: fibrosis de los cuerpos cavernosos del pene, etc.

Autoconfianza

Es innegable que conseguir erecciones satisfactorias de forma natural mejora la autoestima, la autoconfianza y la seguridad en uno mismo, no sólo en el ámbito de la sexualidad.

Autoestima de la pareja

Las parejas de hombres jóvenes que se acostumbran a tomar fármacos -sin prescripción médica- para mantener encuentros sexuales pueden tener dudas y ver afectada su autoestima al preguntarse porqué no son capaces de provocar una erección natural en su marido.

Satisfacción y vitalidad

El hombre que desarrolla su potencia sexual de forma natural y sin pastillas se beneficia del ahorro de la energía sexual con ventajas que no sólo afectan a la calidad de las erecciones, sino que también mejoran su deseo, satisfacción sexual y vitalidad.

Erecciones más duras. 5 claves

Se puede conseguir un pene más duro en erección -mayor nivel de tumescencia- a cualquier edad. Los siguientes consejos, simples y factibles, no sólo encaminan a lograrlo, sino que también ayudan a prevenir la disfunción eréctil (comúnmente conocida como impotencia) y a mejorar la salud global.

Combatir la arteriosclerosis

La disminución del calibre de los vasos sanguíneos tarde o temprano afecta a las erecciones, por lo que sugerimos una dieta sana y equilibrada, como la mediterránea, y estar dentro de un índice de masa corporal apropiado.

Para conseguirlo conviene asociar la práctica continuada de deporte aerobio a una frecuencia cardiaca adecuada a las condiciones del individuo.

Relajación

Relajarse crea el caldo de cultivo neurohormonal óptimo para que la fase de excitación de la respuesta sexual masculina -que incluye la erección- se produzca en las mejores condiciones posibles.

Por el contrario, el estrés y la ansiedad de ejecución, que incluye la autoobservación y el miedo a perder la erección, conducen al trastorno eréctil.

Concentración

Atender a las sensaciones de los cinco sentidos y dejar de focalizarse exclusivamente en las zonas erógenas, al tiempo que desaparecen el incesante parloteo mental y las expectativas, es extremadamente favorable para la respuesta sexual masculina y la satisfacción en pareja.

Fortalecer el suelo pélvico

Es una medida que en el contexto de la sexología médica sólo se recomienda para aumentar el control de la eyaculación.

Sin embargo, constituye la base en la que se cimientan la mayoría de las técnicas bioenergéticas de la medicina tradicional china para aumentar la potencia sexual.

Aunque no conocemos evidencias científicas firmes que lo demuestren, la numerosa literatura que lo describe y nuestra propia experiencia clínica, nos anima a recomendar los ejercicios de Kegel también para mejorar la calidad de las erecciones.

Elegir bien el momento y la persona

Mantener un encuentro sexual fuera de la seguridad física y emocional que proporciona una pareja estable y comprometida, comporta riesgos.

Uno de ellos es sufrir un gatillazo, el siempre temido e inesperado episodio de fallo eréctil.

Pero incluso en matrimonios y parejas comprometidas, conviene elegir bien el momento de hacer el amor. Una buena elección favorece el desempeño de ambos.

Por el contrario, no conviene precipitarse y mantener un encuentro justo después de una comida, en un momento de estrés o cansancio, después de ingerir alcohol, o durante el transcurso de una enfermedad, por poner algunos ejemplos claros.

Dejarse arrastrar sin conciencia por el ímpetu libidinoso conlleva sus riesgos. Ante la duda, es mejor posponer la decisión para más tarde. De esa manera, se fortalece la voluntad y puede desarrollarse la pasión.

Deseo una erección más dura

A continuación presentamos una selección de historias reales sobre varones que desean conseguir un pene más duro en erección.

Lo quiero más firme

Tengo 23 años, mido 1,72 metros, peso 70 kilos, no fumo, tomo alcohol solo los días que voy al boliche que son 2 días al mes aproximadamente, hago ejercicio 2 veces por semana, tengo una dieta bastante saludable, y no tengo ninguna enfermedad.

Mi problema comenzó a los 18, cuando después de una relación de noviazgo de 1 año, conocí a una mujer y no pudimos tener sexo porque yo no tenia erecciones, esto sucedió 2 veces con ella y a la tercera vez pudimos tener sexo normalmente.

Luego, el año pasado en noviembre, sucedió lo mismo con otra mujer: aunque pudimos tener sexo unos 10 minutos, después la ereccion se fue.

Como sucedió dos veces ya me comenzó a preocupar, y entonces no tuve tantos encuentros sexuales, así que comencé a verme casualmente con mi ex novia aprovechando que con ella no me pasaba.

Hasta hace un mes que me vi con otra mujer y me sucedió lo mismo que con la de noviembre.

La verdad que tengo poca confianza en mí mismo a la hora de llegar a la intimidad con mujeres que no sean mi ex novia, como dije, con ella no tengo problemas para hacer que se me ponga dura, tampoco tengo problemas al despertarme, que frecuentemente me levanto con erecciones, y cuando me masturbo tampoco tengo problemas, cosa que dejé de hacer con la frecuencia que lo hacía antes, para ver si cambiaba algo con respecto a mi potencia sexual o mi deseo.

En cuanto al deseo mejoré, pero con la ultima mujer ya estaba implementando esta técnica, mucho deseo y todo, sucedió que al paso de 10 minutos mi erección se fue.

Lo que considero que más me cuesta conseguir es el principio de la erección y luego mantenerla; si no estoy realizando ninguna acción yo a la hora de la penetración, por ejemplo si la mujer está encima de mí, en general se me va la erección.

La verdad es que siento que estoy en un círculo del que nunca voy a salir, porque haga lo que haga o intente lo que intente nunca consigo erecciones con mi pareja sexual, o si lo consigo no son firmes como yo quisiera, así que me sería de gran ayuda una respuesta suya. Saludos.

10 comentarios en “Quiero un pene más duro”

    1. Hola Jorge, es difícil conseguirlo. La respuesta está en este libro. También podemos asesorarte a través de nuestro servicio de atención sexológica. Muy buena pregunta. Un saludo.

    1. Hola, Luis Alberto. Te sugerimos que escribas en nuestra barra de búsqueda: tratamiento de la disfunción eréctil. Ahí lo tienes. Un saludo.

  1. Cuando estoy teniendo relaciones sexuales no lo siento tan duro el pene y hay veces q se muere sin aver acavado d tener relaciones

    1. Hola Jose, tu trastorno eréctil debería estudiarse. Te recomendamos acudir a un médico sexólogo o contratar nuestros servicios. Un saludo.

  2. Yo tengo un pene que mide 13 ó 14 centímetros; no lo recuerdo, o tal vez 12.5. Bueno, yo quisiera tener un pene más grande y más grueso para ser feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies