Más Potencia Sexual

Aumentar la potencia sexual de forma natural permite mejorar la erección y obtener otros beneficios adicionales para la salud. La función eréctil es sólo una de las facetas de la virilidad.

Aumentar potencia sexual y mejorar erección
Mejorar la potencia sexual beneficia la erección y otras facetas de la salud masculina

Aquí aprenderá cómo desarrollar la potencia sexual para lograr erecciones más fuertes a través de una estrategia inteligente que incluye conocimientos esenciales y prácticas para mejorar su satisfacción y la de su pareja rápidamente.

Además, contamos con un médico sexólogo con amplia experiencia en el manejo de fármacos y complementos, así como un tutorial específico para incrementar la potencia sexual masculina >>> aquí.

Potencia sexual. Qué es

La potencia sexual tiene más facetas aparte de la eréctil. Para abarcarla en su totalidad deben considerarse aspectos como la libido -capacidad para desear mantener encuentros sexuales- y la salud global, cuyo estado se relaciona con la capacidad de mantener encuentros sexuales y la resistencia física para aguantarlos.

Asimismo, la calidad de la erección depende de tres parámetros: velocidad de respuesta eréctil a los estímulos, grado alcanzable de rigidez del pene en estado de erección y capacidad para mantener una erección.

El mecanismo de la erección es complejo, y sobre él intervienen varios factores: psicológicos, vasculares, hormonales, neurológicos, etc., todos ellos condicionados por el estado de la libido y de la salud.

Para ser entendido por los usuarios sin formación en ciencias biomédicas, el mecanismo eréctil puede resumirse en un solo hecho fisiológico: los cuerpos cavernosos son rellenados por sangre, lo que produce el agrandamiento progresivo del tamaño del miembro y el incremento de su rigidez.

Cuanto mayor sea el flujo de la sangre, más rápida es la erección. Cuanto más volumen de sangre pueda entrar, más rígida es la erección. Cuanto más tiempo permanezca la sangre en el interior del pene, más duradera será la respuesta eréctil.

Son estas tres variables: flujo, volumen y tiempo, las que determinan la calidad eréctil

Por ello, todo programa o técnica dirigida a proporcionar más potencia sexual no debe olvidar los aspectos orgánicos y psicológicos que condicionan la libido y el estado de salud general del individuo.

Aumentar la potencia sexual

En Internet hay muchos sitios que ofrecen ayuda para la disfunción eréctil pero en esta web marcamos la diferencia gracias a la combinación de las más recientes evidencias científicas de la sexología médica con potentes métodos bioenergéticos a través del asesoramiento personalizado de un facultativo experto.

He aquí unas primeras pautas muy beneficiosas para comenzar el cambio interno que posibilita el desarrollo natural del vigor sexual:

Conocer la teoría

Suscribirse a nuestra Newsletter de salud masculina o al canal de Youtube es una medida muy beneficiosa para acceder a los conocimientos que necesita asimilar.

Elegir fuentes fiables a la hora de informarse sobre la virilidad y la salud masculina es muy importante. También es crucial que los contenidos estén expuestos de forma clara y comprensible. Le sugerimos que conozca nuestro libro de sexualidad masculina.

Autoconocimiento

La siguiente técnica debe realizarse con asiduidad durante el tiempo suficiente para permitirle comprender en qué medida su pasado le ha condicionado su rendimiento sexual actual. No obstante, no debe superarse un tiempo de trabajo diario de 20 minutos.

Cada día, dedique unos minutos a revivir sus encuentros sexuales de forma ordenada desde el presente hacia atrás. Vaya avanzando poco a poco cada día hasta llegar a su primera vez. Esta pauta puede estimular su memoria para permitirle recordar detalles olvidados.

El objetivo de este método de introspección es destruir los antiguos patrones de comportamiento emocional ante las relaciones sexuales para restaurarlos con nuevas pautas nuevas y mejores.

Autoestima

La idea que se tiene de uno mismo está íntimamente ligada a la potencia sexual. Los miedos y la inseguridad encaminan al fallo eréctil, mientras que una actitud serena y de autoconfianza beneficia la erección.

En este punto se hace necesaria la presencia de una pareja comprensiva y colaboradora, así como un contexto de compromiso y estabilidad.

Autoevaluación

Previo al inicio de cualquier cambio, precisa de una evaluación del punto de partida. Ello le permitirá detectar avances, estancamientos y retrocesos. Puede usar el cuestionario de salud sexual masculina. o el Índice Internacional de Función Eréctil (IIEF).

Esta evaluación se hace necesaria a lo largo de todo el proceso y al final, para cuantificar en qué medida se ha cambiado.

Ejercitar suelo de la pelvis

Varios estudios relacionan la salud de la musculatura pélvica con la fuerza eréctil.

Los ejercicios de Kegel son una buena manera de empezar a fortalecer el músculo pubococcígeo, y a beneficiar su capacidad sexual de diversas ventajas.

Cuando adquieras práctica y hayas conseguido cierto grado de fortalecimiento en tu pelvis, realiza series de contracciones con el pene erecto tras una breve estimulación (que te excite nada o sólamente lo mínimo estrictamente necesario para obtener una erección).

Cuenta las veces que eres capaz de sacudir mediante contracciones del suelo pélvico tu pene en estado de erección total o parcial, e intenta mejorar la cifra con el tiempo (sin masturbarte ni excitarte lo más mínimo).

Visualización

Autoexplórese de forma relajada. Para ello ha de contar con un espejo. Dedique menos de 10 minutos a diario a explorar su pene. Contémplelo en estado flácido y fíjese en todos los detalles: glande, tallo, vello, etc.

Mírelo hasta sentir cariño por él. Una vez conseguido este sentimiento y no antes, cierre los ojos e imagine su pene en erección.

Trate de sostener unos minutos esta imagen en su mente mientras contempla en su visión interna los detalles de su pene erecto.

Regulación de las eyaculaciones

Abandone la masturbación y regule la frecuencia semanal de eyaculaciones en pareja. Nosotros creemos firmemente que el desarrollo de la potencia sexual se beneficia de encontrar el equilibrio entre no cometer excesos y no quedarse corto.

Cada persona y pareja tienen una frecuencia óptima. En este artículo encontrará ayuda para determinar la suya.

Pero el camino no está exento de peligros: prostatitis, congestión testicular y/o pélvica, hipersexualidad, nerviosismo, etc.

Por ello, no conviene lanzarse en solitario hacia el aprendizaje de estas modalidades no convencionales, sino que debe seguirse la guía de un experto de confianza, alguien que haya realizado ya antes el recorrido… Pero que también conozca a fondo las dificultades que suelen aparecer y cómo resolverlas.

Curso Potencia Natural

Curso Potencia Natural
Curso para aumentar la potencia sexual masculina

Prevenir y mejorar la impotencia masculina, e incluso resolverla por completo y para siempre sin fármacos ni complementos, es posible, mediante un programa de autoayuda diseñado y frecuentemente actualizado para proporcionar los conocimientos teóricos más novedosos y eficientes, así como las prácticas más efectivas para incrementar la potencia sexual de forma natural.

Puede realizarse cómodamente desde el ordenador u otro dispositivo, sin tener que desplazarse. Los testimonios reales de los alumnos son nuestro mejor aval. Su razonable precio incluye la asesoría directa de un reconocido experto.

contratar

¿Se atreve a probar nuestro método online con la guía de un tutor personal médico experto? Estos son algunos objetivos que puede lograr:

  • Obtener erecciones de mejor calidad: más rápidas, duras y mantenidas
  • Poder hacer el amor varias veces seguidas
  • Mejorar la libido y satisfacción sexual de la pareja
  • Aumentar el volumen de semen de las eyaculaciones
  • Desarrollar la seguridad, el placer y el magnetismo sexual
  • Conocerse mejor a uno mismo y conseguir un mayor bienestar personal

Una estrategia inteligente

contratar

Nuestro nuevo programa de asesoramiento de 7 pasos y 4 meses de duración utiliza un conjunto de técnicas muy poderoso y eficaz, para ser practicado desde la intimidad del domicilio con el apoyo continuo de un tutor experto, que selecciona para el cliente un método novedoso basado en los principios de la sexología científica.

Eliminar los hábitos físicos, dietéticos y mentales que perjudican la virilidad, ahorrar energía sexual para obtener erecciones más rápidas, rígidas y mantenidas, optimizar la musculatura pélvica para fortalecer el pene, conocerse mejor a uno mismo para elevar la libido y la de la pareja, relajarse y concentrarse para proporcionar y sentir un placer más intenso en el acto sexual, logrando que la pareja “sienta más” durante el coito, así como otras prácticas bioenergéticas inéditas son algunas de las herramientas empleadas en nuestro plan de autoayuda para expandir la potencia sexual.

Además, el precio incluye la tutoría y el asesoramiento personalizado de un médico sexólogo, al que puede realizar tres consultas a lo largo de los cuatro meses que dura el curso.

Precio total: 39€. Incluye tutoría personalizada a lo largo de 4 meses.

contratar

Potencia Sexual: Videocurso

Aumenta tu Potencia Sexual en 5 pasos sencillos es un videocurso en el que se explica cómo desarrollar la fuerza viril del varón de forma fácil y simple, sin tener que recurrir a medicamentos, lo que redunda en un mayor placer, autoestima y satisfacción global. Comprende un conjunto de vídeos y documentos fáciles de asimilar y de elevada calidad científica.

>>>Invitación para conocer curso<<<

Autoevaluación sobre potencia sexual

Hombres sin potencia. Casos reales

Si ha llegado hasta aquí, estas historias reales le ayudarán a identificarse con varones que sufren problemas como el suyo, consultantes que han confiado en nosotros para solicitar nuestra ayuda y asesoramiento.

Fumador con problemas de erección

Desde joven he tenido problemas para excitarme y conseguir erección, pero luego de lograrla tenía sexo normal.

Ahora de pronto, casi de un día para el otro, con mi esposa no me excito y no tengo erecciones firmes ni masturbándome, sólo cuando veo algún vídeo erótico, o mirando y hablando con alguien online tengo una erección dura.

Por la mañana tengo erecciones pobres, y no siempre; soy fumador ¿será eso? Tengo una buena forma física, mi cuerpo responde bien a los entrenamientos, ¿por qué no mi potencia sexual?

Practiqué algunos ejercicios de alargamiento de pene y luego me vino una especie de impotencia y falta de deseo; no exageré para nada con los ejercicios, al contrario, ¿habré dañado mi pene o siempre tuve un problema desde la juventud?

Amo a mi esposa, y me excita mentalmente, pero la excitación no baja a mi pene; quiero satisfacerla con un pene bien duro. Estoy tomando damiana pero no he notado progresos notorios.

Tengo un pene de unos 15 cm erecto y algo curvado a la derecha pero no me molesta, quisiera tener erecciones rápidas al estímulo de mi mujer, y duras.

He aprendido bastante a retrasar la eyaculación, de la cual también sufrí todos estos años, y ya la controlo un poco; me gustaría controlarla un poco más, y tener orgasmos múltiples; quizá pido demasiado.

Cuando empecé con los ejercicios noté resultados en todo esto pero de pronto, ya lo expliqué, se me cayó todo. Me tiene preocupado, me gustaría solucionar esta disfunción sexual cuanto antes, es importante para mi matrimonio; les agradezco lo que puedan hacer por mí.

Impotencia tras vasectomía

Desde hace mas de diez años advertí en mi persona el problema de impotencia. Se fue agravando poco a poco y cada vez la erección fue más difícil. Actualmente prácticamente no tengo erección.

Creo que el problema surgió después de intervenirme quirúrgicamente para no tener hijos en el centro de salud de mi ciudad.

Tengo la impresión de que todo esto surgió a partir de ahí, en la microcirugía, en la que quizá me tocaron o lesionaron algún nervio que afectó al órgano sexual.

Recuerdo que, por los nervios, no me hacía efecto la anestesia, y me dolió mucho cuando los médicos me abrieron la bolsa escrotal. Al final me di cuenta de que la operación no había resultado bien, y aunque me di cuenta de ello, no dije nada porque quería ya salir de ese compromiso.

Estoy convencido que a partir de ahí disminuyó por completo mi deseo sexual. A partir de aquel momento me fui dando cuenta de que la potencia sexual disminuía sustancialmente.

Por un tiempo pude mantener relaciones sexuales con mi pareja, pero era bastante difícil consumar el acto.

Regularmente no he sido una persona que tenga una actividad sexual fuera del matrimonio, y mucho menos desde que surgió esa nefasta enfermedad del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), por lo que no he tenido relaciones con otra pareja ajena desde hace muchos años. Antes, cuando era joven, tuve varias parejas, sobre todo antes de contraer matrimonio.

Actualmente, en la relación con mi pareja he procurado que al menos ella tenga una satisfacción a través de otros medios: caricias, tocamientos, etc.

Llegó un momento en el que la situación de impotencia no me interesaba, y me refugiaba en el trabajo, pero en alguna ocasión fui atendido en una clínica especializada, donde me recomendaron unas inyecciones que me vendieron carísimas y que utilicé en pocas ocasiones.

Estas servían para la erección, pero las dejé porque sufrí algunos episodios de priapismo (erección sostenida).

Creo que el problema de obesidad que padezco ha sido determinante. Soy hipertenso desde hace más de 15 años, y seguramente eso también ha contribuido.

También soy asmático y tomo medicamentos, y creo que también es factor determinante para ello. Al hacer esta narración creo que es el último intento por tratar de remediar este problema. Ojalá el intento no sea infructuoso.

No funciono desde que cambié de casa

Escribo para solicitar su ayuda en un problema que vengo atravesando con mi pareja desde hace un mes aproximadamente. Actualmente tengo con mi pareja un año y un mes de relación.

Ella tiene 34 y yo tengo 40, nuestra frecuencia sexual era prácticamente todos los días una vez por noche pero desde hace  dos meses, por motivos ajenos a nuestra voluntad, tuve que irme de su casa sin que eso significase la ruptura de la relación; por tal motivo, desde esos dos meses hasta esta fecha nos vemos en casa de mi madre, donde actualmente resido.

Mi pareja viene los fines de semana y se queda conmigo -todo bajo la aceptación de mi madre-. En estos dos meses han habido una serie de problemas entre mi pareja y yo que casi han acabado con la relación, sumado a ello también algunos que otros problemas laborales y económicos.

El punto es que a pesar de todo hemos ido solventado esas situaciones, pero en la intimidad -desde un mes aproximadamente- se ha presentado un problema sexual: yo comienzo bien con la excitación y la erección normal del momento, los besos y las caricias todo muy bien, pero cuando llego a la penetración de mi pareja, al pasar de unos pocos minutos pierdo la erección.

Aunque me concentro en experiencias excitantes que hemos tenido mientras la estoy penetrando sigo perdiendo la erección.

Este trastorno llegó a su máxima expresión hace una semana cuando estábamos bañándonos. Estaba muy excitado y con mi erección normal pero -no sé por que razón- mientras me practicaba el sexo oral perdí la erección.

Esto me hizo entrar en una crisis a tal punto que termine llorando. Doctor, no sé qué hacer, estoy desesperado, no quiero perder mi relación, y de ahí que me anime a realizar esta consulta esperando su pronta respuesta.

Trastorno eréctil psicógeno en novato sexual

A pesar de mi juventud, he mantenido varios encuentros sexuales, pero siempre con la luz encendida. Un día hice el amor en total oscuridad, y no logré erección.

Desde entonces cogí temor y no me atreví a tener otro acto sexual durante un largo periodo de tiempo.

Esto me sucedió hace ya tres años, pero hace unos días estuve a punto de tener un coito por primera vez con mi chica. Estaba oscuro y no pude obtener suficiente erección como para penetrarla, a pesar de que tuve erección cuando estábamos con las caricias, besos y demás juegos preliminares.

Pero cuando llegó el momento y me puse el condón, me acordé de aquella vez en la que tuve un «gatillazo», y me puse nervioso.

Estuve besándola y acariciándola mientras trataba de tener una erección, pero no lograba la suficiente, así que con toda la vergüenza que un hombre puede tener, me inventé que no estaba preparado aún para hacer el amor con ella.

Mi chica no podía ver mi falta de erección porque estaba oscuro, pero tal vez sí lo notó, y eso me pegó en todo mi ego.

Ahora no se qué hacer. Después de este episodio de impotencia, cuando me he acordado de ella e imaginado que sí habíamos hecho el amor, sí tenía erecciones…

Por esta razón me encuentro confuso y necesito ayuda inmediata, ya que tengo 18 años, soy un hombre joven y no entiendo qué me está pasando.

Disfunción psicológica por sentimientos de culpa

Mis erecciones han disminuido paulatinamente hasta el punto de tener que penetrar lo antes posible para no perder la erección, situación que obligaría a tener que esperar una próxima oportunidad en otro momento, y además podría provocarme un trauma psicológico y agravar mis sentimientos de culpa y miedo al fracaso.

Cuando tengo encuentros sexuales con otras parejas que son muy conocidas, y siento frialdad, como una falta de impulso para romper el hielo, hay momentos que me he sobrepuesto, pero en el momento del acto sexual tengo que hacerlo lo mas rápido posible antes de perder la erección.

Últimamente estoy probando con sildenafil 12,5 mg, y me va muy bien. Y cuando tengo encuentros casuales pruebo 50 mg. No obstante, este último tipo de relaciones no es muy frecuente porque persiste el miedo al fracaso.

Pese a todo lo que me ha pasado, desearía técnicas que me ayuden a superar este conflicto o psicoterapias que disolvieran el problema, que parece se esta haciendo crónico.

Sé que en esta página ofrecen soluciones prácticas a este tipo de situaciones y a otras, ya que el mundo esta lleno de conflictos, unos más acentuados que otros.

Deseo sinceramente que me ayuden a encontrar mi respuesta y soluciones, ya que entiendo que las debe haber, y no soy el único que presenta dificultades en la esfera sexual, que es muy importante para interrelacionar con las personas que más apreciamos, y con las que podemos lograr una mutua satisfacción, ya que el sexo es salud.

También es imprescindible señalar otras aberraciones que me han sucedido cuando tenia 12 años, como el tener juegos sexuales con niños y niñas de mi edad que marcaron mis sentimientos de culpa y es por esto que me encuentro en una encrucijada.

Problemas de erección tras cambiar de pareja

Hola, tras hacer un test de disfunción eréctil creo que tengo impotencia psicológica, y mi problema empezó al dejar a mi exnovia. Mi historia es la siguiente: yo estuve desde los 15 años con una chica, y a los 26 la dejé.

Con ella nunca tuve ningún problema, sino todo lo contrario: siempre quería sexo, y mis erecciones eran muy buenas y sobre todo, duraderas. Pero desde entonces, con cada chica con la que he estado no he podido a la primera…

No hay manera, el pene en lugar de ponerse duro, se me encoje, y la verdad que no es sólo vergüenza lo que paso, es que no lo puedo entender, porque ganas tengo, pero me bloqueo, y me está afectando mucho ya que he rehusado muchas y muy buenas oportunidades de sexo por miedo a no poder responder.

En otras ocasiones, cuando me he obligado a intentarlo, no he podido penetrar, y al final, cuando les cuento mi problema, parece que la cosa mejora, aunque noto que no es como era antes, cuado estaba con mi ex.

Y lo extraño es que muchas de las chicas con las que he estado son mucho más atractivas que mi ex, pero no consigo que el pene responda, lo que me frustra mucho, ya que no sé como actuar ante la situación, y como ya he dicho: cuando consigo que se ponga dura y empiezo, noto que no está en su mejor momento, que me falta aguantar la erección, y me noto cohibido, como si no me sintiese cómodo y a gusto, y no sé qué hacer para que se pase.

Al principio pensaba que era algo pasajero, por haber estado tantos años con la misma persona, pero es que ya llevo mas de un año y medio, y esto no se pasa.

Además empecé hace como ocho meses una relación y después de la catástrofe de la primera noche, todo fue a pedir de boca, llegué a un buen nivel, y hubo días de más de diez o doce horas de sexo, en los que la chica ya no podía más.

Pero pasados tres meses o así la cosa empezó a cambiar, ya no sentía el mismo ansia, y poco a poco empecé a rehusar el acto, llegando ella a ser la que me lo pidiese a mí, en vez de yo a ella, y eso ya me descolocó del todo, ya que durante los once años que duró mi relación anterior, siempre fui yo el que pedía el sexo, a todas horas; siempre estaba con ganas, tanto, que mi ex pensaba que tenía un problema.

Y ahora que tengo la oportunidad de poder practicar sexo con más mujeres, y poder resarcirme de los once años que pasé sólo con una, mi pene no responde.

Entiendan que para mí, con la edad que tengo es muy frustrante no poder darle placer a una mujer que te lo está pidiendo a gritos, y aunque lo intento de muchas maneras, no consigo que el pene se ponga en condiciones ni siquiera cuando estoy practicándole un cunnilingus, o ella me está practicando una felación…

Imaginad lo frustrante que es eso. Por eso creo que me alejo muchas veces cuando veo la posibilidad de sexo, aunque en el fondo de mi ser me muera de ganas de yacer con la chica en concreto.

Espero haber dado todos los datos necesarios para que alguien sepa como ayudarme, al igual que espero que mi historia ayude a alguien a superar sus traumas, ya que esto, muy a mi pesar, se está convirtiendo en una obsesión, y un trauma mucho mayor de lo que en un principio esperé que se convirtiese. Muchas gracias de un novato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies