fbpx

Ácido fúlvico: sustancia prometedora

El ácido fúlvico es una subclase de los compuestos conocidos como sustancias húmicas, que son subproductos de la degradación orgánica de los microorganismos.

acido fulvico shilajit
El ácido fúlvico se ha utilizado indirectamente en la medicina tradicional india -Ayurveda- durante aproximadamente 3000 años.

Componente del Shilajit

La sustancia llamada Shilajit, un exudado similar al alquitrán del Himalaya, contiene alrededor de un 15 a 20 % de ácido fúlvico, y se usa con fines medicinales.

Según los textos antiguos, Shilajit puede tener efectos inmunomoduladores, antioxidantes, diuréticos, antihipertensivos e hipoglucemiantes.

Asimismo, hay indicios de que el tratamiento con Shilajit durante 90 días consecutivos podría aumentar significativamente la testosterona total, la testosterona libre y la dehidroepiandrosterona (DHEAS) en comparación con el placebo. De confirmarse este efecto con futuros estudios, estaríamos ante un complemento natural potencialmente efectivo para mejorar la salud sexual.

Además, cuando se aplica externamente, se afirma que es un antiséptico y analgésico. Las reseñas sobre Shilajit indican que la ingesta es segura; sin embargo, su posología más adecuada sigue siendo desconocida.

A pesar de tal falta de información, Shilajit/ácido fúlvico está actualmente disponible aquí y en otros sitios como nutracéutico para el público.

Ácido fúlvico. Qué se sabe

El propósito de esta revisión es investigar y resaltar la base de conocimiento actual sobre el ácido fúlvico y sus efectos en animales y células animales.

Las enfermedades inflamatorias crónicas como la diabetes están aumentando en el mundo occidental, por lo que se deben considerar nuevas medidas terapéuticas.

La medicina tradicional y la investigación moderna afirman que el ácido fúlvico puede modular el sistema inmunológico, influir en el estado oxidativo de las células y mejorar la función gastrointestinal; todos los cuales son características de la diabetes.

El presente artículo describe la investigación revisada por pares disponible sobre el ácido fúlvico y examina sus presuntos beneficios para la salud.

Beneficios

Mostramos que aunque la investigación disponible ha sido mínima, existe evidencia sustancial para continuar la investigación de el ácido fúlvico en la prevención de enfermedades inflamatorias crónicas, incluida la diabetes.

La información recopilada en esta revisión indica que el ácido fúlvico puede actuar como un modulador inmunológico, influir en el estado redox y afectar a la salud intestinal.

Se ha demostrado que el ácido fúlvico disminuye los marcadores proinflamatorios, pero también activa el sistema inmunitario para matar bacterias. Se ha demostrado que reduce el estrés oxidativo e incluso induce la apoptosis en líneas de cáncer hepático.

Asimismo, influye en el microbioma y posiblemente mejora la función intestinal. También se ha estudiado su potencial eficacia para prevenir el Alzheimer, con resultados prometedores.

Aunque la literatura de apoyo es mínima, si se considera en combinación, surge el potencial de el ácido fúlvico para ser un candidato en la prevención de enfermedades inflamatorias como la diabetes.

Riesgos

Se ha visto como un factor de riesgo para la enfermedad de Kashin Beck, y parece aumentar la actividad de glutation peroxidasa.

Conclusiones

Es importante tener en cuenta que la investigación del ácido fúlvico en algunos casos es conflictiva, lo que se cree que es el resultado de la variación en la dosis, el material original y el procedimiento de aislamiento. Además, no hay consenso sobre la estructura del ácido fúlvico, una solución estándar o su material original.

Se ha demostrado su seguridad en humanos hasta una dosis diaria de 1,8 g por adulto.

Por lo tanto, es de suma importancia conciliar estos factores y establecer la dosificación para grupos de edad diferentes. Esto ayudará a hacer declaraciones concluyentes sobre la función del ácido fúlvico y su influencia en las enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario.

Bibliografía

Autoría

Autor de la publicación: © Antonio Ferrández Infante. Reservados todos los derechos. No se autorizan copias de este artículo sin previa autorización del editor de SexologoMedico.com. Atención: denunciamos plagios y copias no autorizadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies